x

Cursos de formación Microsoft Dynamics 365 Business Central

Cursos para empresas | Formación de iniciación y nivel avanzado

Computación en la nube

Modelos de servicios para la computación en la nube (IaaS, PaaS y SaaS)

By Dpto. de Sistemas, Post

La computación en la nube, o “cloud computing” ofrece toda la infraestructura necesaria para delegar el mantenimiento y gestión de los recursos (equipos, redes, software, etc.) como un servicio; haciendo menos necesario el trabajar con un terminal de altas prestaciones, ya que quien se encarga de todo el trabajo de computación en la nube es el proveedor. Los clientes utilizan Internet para trabajar con esta tecnología.

La computación en la nube nos permite disponer de una infraestructura con:

  • Una baja inversión inicial, ya que no se necesita una gran inversión para contar con todo el equipamiento
  • Terminal de bajas prestaciones que pueden tener acceso a toda una infraestructura potente y segura.
  • Una mayor seguridad ya que el proveedor se encarga de tener todo el sistema de almacenamiento en óptimas condiciones y nos da la opción de disponer de RAIDs, así como de otros sistemas que garantizan la accesibilidad de la información, así como la alta disponibilidad. Debido a las grandes infraestructuras de las que disponen los proveedores, nos aseguramos de tener una disponibilidad de casi el 100%. Esto no sería posible (o para hacerlo posible habría que invertir mucho más para una mayor redundancia) de manera local.

 En el mercado nos encontramos actualmente con tres modelos de servicios en la nube: IaaS, PaaS y SaaS.

IaaS (Infrastructure as a Service): externalización de la infraestructura física

El IaaS ofrece al cliente una infraestructura externa. El proveedor es quien se encarga de la instalación y mantenimiento de los servidores de archivos, de las redes y del almacenamiento de los datos. Esto supone un ahorro tanto en coste como en tiempo para el cliente, que no necesita comprar equipos ni dedicar un solo minuto a la instalación de los recursos, sólo tiene que alquilárselos al proveedor. En este tipo de servicio el cliente, al solo disponer en la nube de una infraestructura “física”, es quien se encarga de sus aplicaciones, de sus datos y del sistema de explotación.

PaaS (Platform as a Service): externalización de la infraestructura material, de las aplicaciones y de los datos

El PaaS incluye los servicios IaaS, pero además añade los servidores, el almacenamiento y las redes, el proveedor también proporciona todas las aplicaciones middleware, es decir, el sistema de explotación, la base de datos, el servidor web… En otras palabras, el cliente alquila la explotación de los servidores y de las herramientas integradas.

SaaS (Software as a Service): el tod incluido

El SaaS es el servicio más conocido. Engloba los dos anteriores y además el proveedor se ocupa de la instalación, configuración, el funcionamiento y el mantenimiento de la interfaz. Normalmente se paga una cuota mensual o anual. Pudiendo hacer uso de los servicios que ofrece el proveedor. Microsoft en este aspecto es diferente con Azure, cobra solo por lo que se usa (por tiempo de ejecución de una máquina virtual, por tiempo de ocupación de almacenamiento, etc). Si no tiene uso, no hay factura.

Conclusión

En función de las necesidades de una empresa debe elegirse el modelo de computación en la nube más adecuado para alojar los servicios de información. Habitualmente una infraestructura IaaS permite trasladar unos servicios alojados localmente a la nube sin necesidad de realizar grandes cambios en la infraestructura a nivel lógico, por lo que suele ser el modelo elegido por aquellas empresas que disponen un despliegue complejo en sus instalaciones y desea eliminar el componente Hardware.

En cambio, para empresas que estén dispuestas a replantear el modelo y adaptar sus aplicaciones y metodologías, una implementación PaaS o, sobre todo SaaS suele propocionar una mayor eficiencia/coste, eliminando además la necesidad de tener personal especializado de informática para gestionar los sistemas.

 

Comparte este artículo

 
Compartir10
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continúas la navegación, estás aceptando el uso de las cookies. Entendido | Más información