x

Cursos de formación Microsoft Dynamics 365 Business Central

Cursos para empresas | Formación de iniciación y nivel avanzado

ERP

Lo que el ERP y el Business Intelligence pueden hacer por tu empresa

By Redacción, Post

Parecidos, pero no iguales. Distintos, pero complementarios. El ERP y el Business Intelligence son soluciones similares pero con funciones bien diferenciadas y clave en cualquier negocio.

Cuando hablamos de Business Intelligence (o inteligencia empresarial) nos referimos a las aplicaciones, la infraestructura, las herramientas y las mejores prácticas que permiten el acceso y el análisis de la información para mejorar y optimizar las decisiones y el rendimiento de una empresa. No lo decimos nosotros, sino que son palabras de la consultora Gartner, que también señala que el ERP es, en realidad, un conjunto integrado de aplicaciones empresariales. Las herramientas ERP comparten un proceso y un modelo de datos comunes de todas las áreas de negocio, que abarcan procesos operativos de extremo a extremo, amplios y profundos, como los que se encuentran en finanzas, recursos humanos, distribución, fabricación, servicio y la cadena de suministro.

Si se utiliza correctamente, el software ERP puede transformar cualquier negocio y generar un gran retorno, tanto financiero como operacional. Un ERP elimina los sistemas arcaicos que se utilizan en recursos humanos, finanzas, fabricación y almacenes, reemplazándolos con una única solución de software. Esto significa que desde el momento en que se toma el pedido hasta el momento en que llega a su cliente, todo el negocio sabe dónde está y qué está sucediendo con él.

Mientras, el Business Intelligence ayuda a tomar decisiones mejor informadas. Para ello, se basa en gran medida en la información almacenada en el ERP, lo que hace que muchas veces se confundan ambos términos. Pero recordemos que el Business Intelligence tiene como objetivo principal analizar esta información.

Al analizar la información almacenada en el ERP, el Business Intelligence presenta estos datos en un formato procesable y fácil de interpretar. Los tableros de control, los informes y la información clave de ventas se envían al negocio de una manera que realmente se puede utilizar. Así pues, mientras que el ERP administra varias funciones de back-office (informes, nómina, control de inventario, adquisición de personal, etc.), el Business Intelligence se enfoca únicamente a hacer informes.

Ambos programas son beneficiosos para las pequeñas y medianas empresas. Un ERP optimiza los procesos de negocios y permite ahorrar mucho dinero, mientras que el Business Intelligence nos facilita tomar decisiones estratégicas, previendo incluso tendencias y patrones futuros.

 

Comparte este artículo

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continúas la navegación, estás aceptando el uso de las cookies. Entendido | Más información